Elegancia atemporal

La personalidad y elegancia de este proyecto se basa en la realización al detalle de todo su conjunto.

La entrada se compone mediante un gran espejo de pared, una balda muy ligera que incluye un cajón en unión con la colocación de un papel liso texturizado que le aporta una gran calidez a la entrada.

Menos es mas, y en este caso la pureza del mármol blanco se complementa con el resto del espacio.