¿Sabes cuál es el estilo decorativo que va con tu personalidad? Te damos unas claves para descubrirlo

«Si quieres sentirte en tu casa, «como en casa», define el estilo decorativo que más va contigo»

El famoso «dime cómo eres y te diremos como decorar tu casa» sirve y mucho. Cuando hablamos de decoración de interiores tenemos que pensar que va entrelazado con la manera en que nos sentimos. Hay muchos estilos de decoración, aunque solo uno es el que te define, el que refleja tu personalidad. Esto es algo tan personal como que no son pocas las ocasiones que visitamos otras casas que nos gustan o nos disgustan pero nos hace ver qué nos gustaría o no para nuestras propias casas.

Al igual que lo hacen los colores, la decoración también influye en nosotros y en nuestro estado de ánimo. Mucho más si hablamos de la decoración de la casa; ese lugar en el que nos deberíamos sentir más cómodos que en ningún sitio y en el que no nos importara pasar horas y horas.

Es posible que, ahora que hemos pasado muchas horas en casa y que el invierno se aproxima, te haya venido la idea de «dar una vuelta a la casa» para hacerla más tuya, más bonita, más goxo…¿Por dónde empezar? Pues como todo, por el principio. Primero por conocer los principales rasgos de los estilos decorativos para saber en cuáles de ellos te sientes cómodo. ¡Ojo, no tiene por qué ser exclusivamente uno!

ESTILO NÓRDICO. De aspecto ordenado y discreto, este estilo rinde homenaje a la comodidad y a la familia, por lo que es altamente simple, pero funcional y cálido. Los protagonistas de estilo de decoración son la luminosidad, los tonos blancos y claros, y los elementos relacionados con la naturaleza como la madera.

Este estilo encaja muy bien en personas metódicas y organizadas. El orden impera en las casas de las personas que tienen este tipo de personalidad. Personas que tienen una personalidad relajada, leal, reflexiva, apuestas por la practicidad y valoras el tiempo de calidad con familiares y amigos.

ESTILO INDUSTRIAL. Hormigón, madera sin tratar, hierro, cuero y otros materiales que se suelen utilizar en las construcciones son los elementos que caracterizan a este estilo decorativo que se define como ecléctico y atemporal.

Si donde te sientes verdaderamente bien es entre rascacielos y el ruido de la ciudad. Huyes del pueblo y de la naturaleza. En ese caso, el estilo que mejor va con tu personalidad es el industrial, porque representa todo aquello en lo que te sientes como pez en el agua.

ESTILO MODERNO. Con énfasis en elementos atemporales, líneas de corte limpio y acabados de calidad, el estilo moderno se refiere al diseño elegante. El uso de materiales pulidos como madera, cuero, metales y tonos neutros como gris, marrón, blanco y negro, permiten enfocarse en elementos clave como un espejo o una lámpara llamativa.

Si te gusta vivir rodeadas de libros, acudes a todo tipo de eventos culturales y, en definitiva, te consideras un intelectual, los estilos vanguardistas son la mejor opción. Como hay mucha variedad, también puedes hacer muchas combinaciones.

ESTILO BOHO CHIC. Por lo general, en este estilo las piezas no parecen haber sido diseñadas para el espacio específico, sino que se eligen debido a su significado o a una historia, dotándolo de una sensación cálida, casual y de mucha originalidad.

PARA PERSONAS personas que la combinación de estilo hippie y oriental les va como anillo al dedo, ya que les transporta a esos lugares donde ellos se inspiran y pueden dar lo mejor de sí. Una personalidad vibrante de espíritu libre, bohemia, vanguardista y colorida.

ESTILO ORIENTAL. Fusionando dos de los estilos más populares de los últimos años: el nórdico y el japonés, este estilo combina la paz y armonía Zen con la comodidad escandinava, por lo que es altamente versátil y práctico.

A las personas que les va este estilo, seguro que en su casa no faltan telas de colores agradables, naturaleza y grandes ventanales, siempre que te sea posible. Los colores también irán acordes a esa tranquilidad que trasmites.

ESTILO RÚSTICO. Para amantes de la naturaleza y el deporte. Comparten el tipo de muebles que te encuentras en los lugares donde vas a hacer tus salidas; aquellos en los que recargas pilas y te sientes como nadie.

ESTILO VINTAGE. La creatividad está directamente vinculada a este estilo decorativo. Ofrece una amplia gama de colores y es ideal para combinar con diferentes líneas del mismo estilo.

ESTILO CLÁSICO. ¿Pensabas que el clásico no se lleva? Pues te sorprendería ver la cantidad de personalidad que aunan con este estilo. Esta directamente vinculado a la elegancia y la sobriedad.  No es necesario que sea un estilo muy recargado, al igual que en el vintage, existen diferentes líneas, pero lo que está claro es que si éste es tu estilo, no te ibas a sentir nada cómoda en los casos anteriores.

TEST PARA DEFINIR TU ESTILO DECORATIVO

¿Ya lo tienes claro? Es probable que haya detalles de este análisis con los que te hayas sentido identificado pero que todavía tengas dudas. para dejártelo más claro, te proponemos que realices el TEST DE LOS ESTILOS DECORATIVOS que proponen en la revista MICASA. Y ahí sí, seguro, saldrás de dudas.

¿E S T Á S   P E N S A N D O   E N   R E A L I Z A R  U N  R E F O R M A?
¿N E C E S I T A S   A S E S O R A M I E N T O   P A R A   U N   P R O Y E C T O   D E  I N T E R I O R I S M O?

C O N T A C T A

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivos